INTEGRANTES




Luís E. Urquidi:
Director, arreglos vocales, voz armonizante, solista, piano y percusión.

Carlos Alfonso Lastarria:
Arreglos instrumentales, voz armonizante, solista, órgano y piano.

Paz Undurraga:
Primera voz femenina.

Antonio Zabaleta:
Primera voz masculina , guitarra acústica y bajo.

Horacio Pérez Walker:
Batería.

Leslie Murray:
Voz armonizante y guitarra eléctrica.

Orlando Avendaño:
Batería.

Miguel Zabaleta:
Voz armonizante y guitarra eléctrica.

Fernando Bermúdez:
Batería.

Julio Urbina:
Voz armonizante y Organo.

 


QUIENES ERAN

El conjunto musical Los Bric a Brac, nace en 1966 formado por Paz Undurraga, Luís Enrique (Chino) Urquidi, Antonio Zabaleta, su hermano Miguel Zabaleta, Horacio Pérez Walker y Carlos Alfonso Lastarria. Todos estos integrantes habían formado exitosos grupos. El Chino Urquidi a Los Cuatro Cuartos, Paz a Las Paupalú y Las Cuatro Brujas, Miguel y Antonio a los Red Junior's, Horacio y Carlos Alfonso a Los Satélites.

La opinión de quienes los conocieron y los siguen oyendo es "ha sido el mejor grupo musical chileno". Esto puede sonar algo exagerado, pero indica que el grupo todavía tiene sus fans. Y éstos además se preguntan ¿Por qué duraron tan poco?

La preferencia de sus seguidores, demuestra que eran buenos músicos-autores, que contaban con dos solistas de voces privilegiadas y que los grupos en los cuales habían participado durante varios años fueron muy exitosos, lo que les dio la experiencia de saber qué música quería oír el público. Además formaban parte de la generación de los 60, época en la que se produjo una sinergia creativa mundial, y finalmente, se podría atribuir el entusiasmo a aquello de "todo tiempo pasado..."

Respecto a la pregunta sobre el corto período en el que actuaron juntos, la respuesta se relaciona con que sus integrantes habían participado en grupos famosos y habían iniciado sus carreras muy jóvenes.

Antes de Los Cuatro Cuartos, Urquidi había sido jazzista durante años en Valparaíso y Santiago, Paz Undurraga había sido solista de la agrupación de Carmen Cuevas, incluso haciendo giras internacionales, y luego en los grupos vocales femeninos ya mencionados. Lastarria y Pérez actuaron profesionalmente con Los Satélites durante nueve años y los hermanos Zabaleta también traían una historia de actuaciones tan larga como las anteriores.

Es decir, ya estaba presente en ellos un cierto agotamiento artístico-laboral acumulado, que terminó influyendo negativamente en las relaciones dentro del grupo. Eran todos músicos que habían saboreado el éxito popular y ya no los motivaba la búsqueda de reconocimiento; incluso, algunos comentaban la incomodidad que les producía el ser reconocidos en la calle.

En otro aspecto, también influyó la poca promoción internacional del grupo. En aquellos tiempos, nadie se interesaba mayormente por la música popular chilena en el extranjero. Estamos poniendo aparte a cantantes chilenos con grandes éxitos foráneos, como Lucho Gatica, Antonio Prieto, etc., porque no eran interpretes de música chilena, sino solistas chilenos cantando repertorio internacional. Los que si posteriormente abrieron con mucho esfuerzo este mercados de música chilena, fueron los grupos que se vieron obligados a abandonar el país durante el régimen militar. Ellos tuvieron una recepción solidaria de los movimientos progresistas internacionales, lo que les permitió desarrollar sus talentos y ser escuchados y apreciados en otras tierras.

Asimismo, existieron razones políticas que aceleraron la extinción de "Los Bric a Brac", que se explican más adelante.


CÓMO SE JUNTARON


Guillermo Förster M., Horacio Pérez W., Martín Urrutia B. y Carlos Alfonso Lastarria A.

En el verano del año 1966, Los Satélites tocaban "a tablero vuelto" en el Gran Hotel de Con-Con. Una noche, durante un descanso de la actuación, se acercó el Chino Urquidi a Carlos Alfonso Lastarria para plantearle la idea de formar un nuevo grupo de música popular chilena, apostando a la suma de sus conocimientos en arreglos vocales, jazz y folklore y a la experiencia instrumental de "Los Satélites".

El Chino ya tenía práctica en el manejo comercial de un grupo con Los Cuatro Cuartos y Las Cuatro Brujas. Conocía los lugares de actuación, el trato con los sellos, con los medios, etc., y al productor musical Camilo Fernández.

Los ensayos se iniciaron alrededor de junio del '66, en la casa del Chino y Paz Undurraga, su mujer, en calle Vaticano 4079, quienes propusieron al recién llegado de Europa Antonio Zabaleta y a su hermano Miguel, con lo que se completó el grupo original.

Antonio que volvía de España, impresionó al resto del naciente grupo cuando les tocó guitarra en ese primer encuentro. Todos quedaron conmovidos por la seguridad y ritmo, típicos del flamenco, del que venia impregnado. Puro "swing". Y éste estilo potente quedó grabado para siempre en el rajeo introductorio de su guitarra solista en "Te prometo cambiar". Continuaron componiendo temas y ensayando en la casa de Lastarria en calle Alonso de Monroy 2700, en Vitacura.

PRIMER LONG PLAY
"LOS BRIC A BRAC"

En marzo de 1967, Camilo Fernández, productor RCA, sugirió lanzar el tema antibelicista de los argentinos Bárbara y Dick, "Sácales las balas a tu fusil", que triunfaba en Argentina, y "Alma Joven", compuesto por Antonio y Paz. En este tema, Antonio se inspira en su camino de búsqueda interior y en su estadía reciente en España, su segunda patria. Con la letra del tema, la Paz se suma al espíritu libertario y optimista de esa época del "flower power".

A pesar que el grupo había determinado que la única manera de lograr éxito en el extranjero era grabando temas propios, aceptaron que para el lanzamiento seria más seguro partir con una "sandia calada". Y así se hizo, lanzando "Sácale las balas" como promocional. Un honor, porque se suponia que el lado "A" seria el éxito. Y lo fué al principio. Sin embargo pasado un tiempo, el lado "B" Alma Joven" se estableció como uno de los grandes clásicos del grupo.


Horacio, Carlos Alfonso, el Chino, Paz, Antonio, Miguel y el Pianet L de Höhner de "Los Satélites" con que grabaron el primer "45".


Para los muy jóvenes, es preciso explicar que entonces solo existían los discos de vinilo. Los promocionales eran lanzados en el formato de 45 RPM., con dos temas grabados, uno a cada cara. El lado "A", que se suponía seria el éxito, y el lado "B", que en muchas ocasiones se agregaba como relleno. En esta oportunidad, el disco fue lanzado a las radios con el lado "B" rayado con un clavo, por cuanto había quedado mal copiado y el grupo necesitaba salir rápido al aire. Esta situación sorprendió a los programadores, pero a los 20 días se reemplazó por un disco con ambas grabaciones. En éste caso el lado "B" no era ningún relleno, porque "Alma Joven", como dijimos, rápidamente se transformó en uno de los preferidos del público, superando a "Sácales las balas a tu fusil" por mucho. Luego grabaron "Calla tu Pena", música de C.A. Lastarria y letra de C.A. Lastarria y Urquidi, motivado por la traumática e inminente separación de Lastarria de su primera mujer.

Todos estos temas fueron grabados en Matías Cousiño y se pueden reconocer porque no incluyen órgano, sino el piano eléctrico Hohner que Lastarria aportaba de Los Satélites.

El Long Play del sello RCA Victor, se inició en abril de 1967, en el antiguo estudio de grabación monofónico de la calle Matías Cousiño. Luís "Lucho" Torrejón en los controles y Hernán Serrano en la dirección artística. Fue a este último a quien se le ocurrió el nombre del grupo.


Grabadora Ampex monofónica del estudio RCA de Matías Cousiño

Luego del éxito del primer single, Lastarria y Urquidi fueron encomendados para ira Nueva York a comprar instrumentos nuevos. Ese era el tercer viaje de Lastarria a comprar instrumentos donde Henry Manny, que tenía una tenducha con los mejores precios en la Calle 48.

Lastarria iba decidido a comprar un órgano "VOX Continental" inglés, pero Henry sólo tenía uno que había sido usado por Dave Clark Five en una gira por USA. Era barato pero estaba bastante aporreado. La otra alternativa, que no les acomodaba, era esperar dos semanas a que llegara uno nuevo de Inglaterra.


Organo portátil Kalamazoo K101. La primera octava con los colores invertidos, independiente del resto del teclado, correspondía a los registros bajos
Ante la desilusión de Lastarria, Henry les mostró un órgano que había puesto recién a la venta la Gibson. Como eran fabricantes de guitarras, en las dudas del nuevo giro le pusieron "Kalamazoo K101". Sonaba como se oye en las grabaciones de los Bric a Brac y en las de los "Doors", los cuales usaban el mismo órgano.

El resto de los instrumentos que compraron fue una guitarra eléctrica "Epiphone Riviera" roja, acompañada de un amplificador "Fender Twin Reverb", un bajo "Guild Starfire I" rojo con un "Fender Bassman" y un "Fender Bandmaster" para el órgano.


Guitarra eléctrica "Epiphone Riviera"


Bajo Guild Starfire I


La batería de Horacio, también heredada de Los Satélites, era una "Gretsch" color Champagne,
la cual él conserva hasta hoy.

Con estos nuevos equipos, se inició la segunda sesión de grabaciones del disco "Los Bric a Brac", en Matías Cousiño con:

"Vamos Americanos" (Urquidi). En la letra de este tema, el Chino ya refleja una intención política que se haría más evidente con posterioridad. Además, esta fue la última grabación donde participó Miguel Zabaleta.

"Mami" (Donaldson), con traducción al castellano del Chino y C. A. Lastarria.

"Te prometo cambiar" (C.A. Lastarria, A. Zabaleta). La letra de este tema refleja las dudas de Lastarria frente a la situación sentimental en su matrimonio. Esta canción se cantó durante mucho tiempo en las iglesias católicas durante la misa. La ex-mujer de Lastarria decía: ¡Pero si me están cantando a mí...! De acuerdo a las liquidaciones de derechos, ésta es lejos la composición más exitosa del grupo.

El alejamiento de Miguel Zabaleta, se produjo por el exceso de directores dentro del grupo, siempre un problema delicado de manejar, y también por la fuerte personalidad musical de Miguel, que con meritos suficiente como para insistir en sus ideas musicales, a veces su obstinación no ayudaba a la conformación del naciente grupo. Lamentablemente, perdieron un integrante amigo, una espléndida voz y a un músico de gran talento armónico y rítmico. Además les suscitó un problema de formación instrumental - se quedaron sin guitarrista - lo que obligó a Antonio a dejar el bajo y tocar la guitarra eléctrica, y a Carlos Alfonso a simular el bajo con el teclado.

Luego se continuó grabando el Long Play "Los Bric a Brac" para RCA Víctor en el entonces flamante estudio "Splendid", recién inaugurado en un subterráneo de la calle Catedral. No tenía muy buena acústica, pero se grababa en cuatro pistas, con master en estéreo y con siete micrófonos Neumann.

En este estudio se grabaron: "Nunca Jamás" (H. Beiza). Esta bella canción tiene un fuerte contenido emocional, por cuanto Hugo Beiza murió poco tiempo después, siendo aún muy joven. Es sobrecogedor el contenido premonitorio de la letra y la melancolía de su melodía.


Grabadora Ampex de cuatro pistas del estudio "Splendid"

"Cuando te Fuiste" (C.A. Lastarria, A. Zabaleta, Urquidi, Undurraga).

"A tu lado" (C.A. Lastarria). Este tema es el único grabado en inglés y tiene una historia graciosa. En presencia de un inglés que los quería contratar, Lastarria le preguntó muy orgulloso que le parecía la letra, a lo que él contestó, "no la entiendo"… Es decir, entendía las palabras, pero no el sentido de algunas de las frases. En esos tiempos se imponían los temas en inglés y algunos compositores pensaban que era cuestión de traducir literalmente.

"Cuando Muere el Sol" (A. Zabaleta).


Este primer Long-Play salió a la venta en diciembre de 1967.

A propósito de la acústica del estudio Splendid, Jorge Undurraga, Gerente de Discos de Philips, refirió la siguiente historia. "Estaba de vacaciones y en viaje de pesca al sur de Chile, un holandés, máxima autoridad de la Philips en estudios de grabación. Undurraga, muy orgulloso del nuevo estudio, le insistió que fuera a conocer esta maravilla. El hombre se negaba, argumentando que lo único que le interesaba era irse a pescar lo más rápido posible; pero fue tanta la insistencia que finalmente accedió. Contaba Jorge que cuando iban bajando al subterráneo del edificio, se empezó a oír lejanamente la música que se estaba grabando en el estudio. El experto, al oír el sonido que se filtraba, se paró en seco y sin decir una palabra, dio media vuelta y volvió a subir hacia la calle... Le había resultado intolerable la acústica de la sala".

Los ensayos continuaron en la casa familiar de Horacio Pérez, la que aun existe en calle Gertrudis Echenique 441, y luego volvieron a la casa de Paz en calle Vaticano 4079, donde actualmente ella tiene una prestigiosa Academia de Guitarra.



Chino, Carlos Alfonso, Paz, Antonio, Miguel y Horacio, en la casa de éste último

Luego de 9 meses de ensayos diarios de 8 horas y con el disco sonando fuerte en las radios, el grupo estaba preparado para la prueba de fuego: una actuación en público.


UN FENÓMENO MUSICAL

Y esa primera actuación fue en Sábados Gigantes con Mario Kreutzberger en el estudio de Canal 13 de calle Lira, en mayo de 1967.

La primera actuación en radio fue en el auditorio de Radio Minería en Matías Cousiño, para luego continuar con varias presentaciones en el "Nuria", famoso cabaret subterráneo de Agustinas con Mac Iver, donde el conjunto estrenó el show que posteriormente grabarían.


Actuando en el "Nuria", Horacio, el Chino, Paz,
Carlos Alfonso y Antonio. Ya sin Miguel

El éxito de público fue instantáneo y, además estuvo apoyado en la prensa por una especie de "club de Toby", donde se reunían periodistas en una habitación reservada para ellos. Entre otros, se puede recordar a Julio Martínez, Tito Mund, a los hermanos Carneiro, Rodolfo Soto (el de los clásicos universitarios), quienes fueron los primeros fans del conjunto. Fuera de Santiago, la primera gira fue a Antofagasta, ciudad natal del Chino Urquidi.

Aquí se inicia una carrera corta, pero muy exitosa que duraría tres años. El primer contrato importante para Los Bric a Brac fue con el Casino de Viña del Mar, en donde el grupo inauguró en septiembre del '67 la temporada de seis meses del cabaret, y en el cual Los Bric a Brac actuaron durante tres meses.

 

Izidor Handler, su director artístico, les dio el primer curso de desplazamiento escénico, que era necesario por cuanto el escenario del Casino es enorme. Actuaron allí durante un mes completo y luego volvieron a presentarse para las fiestas de fin de año. Hay que recalcar el cariño especial de los Bric a Brac hacia la Quinta Región, pues allí fue donde recibieron el apoyo más decidido en sus inicios. Durante esa temporada de actuaciones, los filmaron para un programa del Canal 13 argentino, de lo cual resultó un contrato con éste canal para actuar en diferentes programas.

Urquidi, Paz, Lastarria,
Zabaleta y Pérez en los jardines del
Casino de Viña del Mar

El grupo se trasladó a Buenos Aires donde estuvo trabajando el mes de enero completo. Felizmente para ellos, la mayor parte del tiempo dentro del canal y con aire acondicionado. Sin embargo, de una grabación que hicieron en un yate sobre el río Paraná, cerca de Rosario, no tienen recuerdo de haber soportado un calor tan húmedo; ni siquiera se podían tirar al agua, porque estaba infestada de pirañas.

Volvieron a Viña para seguir actuando en el Casino en febrero y, además, en el 9º Festival de la Canción de Viña del Mar. En ese tiempo, el Festival tenía funciones de tarde y noche y el Casino también tenía dos funciones, de modo que Los Bric a Brac cerraban la función de la tarde del Festival y abrían su función de la noche; luego se trasladaban al Casino a actuar en el primer show de las 0:30 horas y cerraban el segundo show a las tres de la madrugada. Recuerda Horacio Pérez que un día tuvieron una actuación de beneficio en Viña, luego se fueron a actuar a Papudo, a continuación Quillota, para terminar con las actuaciones del Festival y el Casino. Es decir, en un día el grupo tuvo 7 presentaciones.

Ocurrió una anécdota simpática que vale recordar durante esa temporada del festival. El presidente en ejercicio don Eduardo Frei Montalba y señora, los invitaron a tomar té en el palacio presidencial de Viña. Cuando el grupo se retiraba, Paz Undurraga, con una frase cariñosa muy en boga en esos tiempos, al despedirse de don Eduardo le dijo: "Chao ñatito..." ¡Plop! Felizmente, el primero que se rió fue el presidente.

Volviendo a Santiago, los contactó Ricardo Miranda de "Protab", una productora de programas de televisión, para grabar dos show dirigidos por Helvio Soto. Estas sesiones de grabación fueron una autentica maratón, por cuanto en ese tiempo no se podía editar la cinta de video, lo que los obligaba a grabar sin detenerse durante los 17 minutos del show. A la menor equivocación, debían reiniciar todo desde el principio. Por supuesto que los nervios los mataban cuando estaban a punto de terminar sin equivocaciones. Las sesiones llegaron a extenderse desde las diez de la mañana hasta las cuatro de la mañana del día siguiente.

En marzo del mismo año iniciaron una gira por todo Chile. Estas giras se hacían en un bus donde viajaban todos los artistas que integraban el espectáculo, más los instrumentos que se amontonaban precariamente en el techo del bus. La función de apertura de la gira fue en el Teatro Pacífico de la Av. Errázuriz de Valparaíso, que era famoso por lo bravo de su público. Y efectivamente, ante una demora en la iniciación del espectáculo, el público empezó a reclamar con gritos destemplados. El animador salió a enfrentarlos y, aparentemente como ya los conocía, en vez de tratarlos con simpatía y buen humor, se trenzó con la platea en un intercambio de garabatos del más alto calibre. Por supuesto que esta situación puso muy nerviosos a los músicos. ¡Qué manera de preparar al público!, aunque igualmente los recibieron con entusiasmo.

En esta función se iniciaban dos giras, Los Bric a Brac y compañía, que partían hacia el sur y Sandro que partía hacia el norte. Mas adelante cruzaron giras en La Serena, donde volvieron a actuar juntos.

Estas giras eran muy demandantes. Actuaban en una ciudad y en la misma noche después del show, partían a la próxima ciudad, donde alojaban para actuar en ella al día siguiente, y de ésta manera por todo Chile. La rutina se hacia especialmente agotadora en el norte, debido a las largas distancias entre ciudades.

Después de haber actuado en Calama y Chuquicamata y durante el viaje nocturno hacia Iquique, todos dormían profundamente. De pronto despertó Lastarria y vio a Horacio Pérez que iba a su lado, sentado muy derecho, pero con el respaldo del asiento tendido y con una toalla cubriéndole la cabeza. Extrañado, le preguntó qué le pasaba, a lo que éste respondió: "no quiero mirar, porque el chofer se va quedando dormido y vamos de lado a lado del camino." ¡Pero Horacio!..., exclamó Carlos Alfonso y se fue a conversarle al chofer, un gringo muy simpático que lo único que repetía era: "estoy re cabriao".

Eran impresionantes para ellos las actuaciones en las salitreras del norte, en donde el ronco estruendo de la chancadora del mineral se oía en todo el pueblo, con el fino polvillo de la molienda cubriendo los instrumentos musicales durante la actuación.

Esta gira fue la última en donde participó Horacio Pérez, quien decidió retirarse del grupo para terminar su carrera de leyes. Para todos fue muy dura esta determinación, por cuanto su personalidad y simpatía suavizaban las tensiones que se producían en las relaciones dentro del grupo. Incluso, Paz considera aún hoy, que el alejamiento de Horacio provocó el fin del grupo. A primera vista parece un poco exagerada esta conjetura, por cuanto el grupo siguió funcionando por dos años más. Pero de alguna manera los afectó el hecho que se perdiera la formación original. La música y la personalidad de un grupo es la suma de los temperamentos individuales. Generalmente el quiebre de una formación es más producto de este último componente que de problemas estrictamente musicales, porque el alejamiento de uno de ellos provoca un cambio en su esencia que los desequilibra.

Como quiera que fuese, tuvieron que preocuparse de conseguir otro baterista. El elegido fue Fernando Bermúdez, argentino, integrante del grupo que acompañaba a Sandro y con el cual habían actuado en el Festival de Viña del año 1968. Grabaron el tema "No te Olvidaré" (A. Zabaleta, C.A. Lastarria, Luís E. Urquidi) y "Quiero" (A. Zabaleta) con el nuevo integrante e inmediatamente partieron a Punta Arenas.

Llegando a esta ciudad Lastarria se llevó una buena sorpresa. Se presentó en el Hotel Cabo de Hornos donde alojaba el grupo, un locutor de la radio local pidiendo hablar con Lastarria y rogándole que lo acompañara a una entrevista en su radio. Este le aclaró que el que daba las entrevistas era el Sr. Urquidi, pero él insistió que necesitaba a Lastarria. Carlos Alfonso comentó esta situación con el Chino y éste estuvo de acuerdo en que fuera él solo, ya que así lo solicitaban tan perentoriamente. Cuál no sería la sorpresa de Lastarria, cuando al llegar a la radio se encontró con un grupo considerable de niñas que eran del fans club de... Los Satélites.


Bermúdez, Urquidi, Paz, Zabaleta y Lastarria en el cerro Santa Lucia

De vuelta en Santiago, sostuvieron conversaciones con Stephen Drysdale, representante de "P.G.S.", una compañía norteamericana de agentes de artistas que querían reunirse con ellos en Nueva York para hablar de negocios. Y efectivamente, con todos los gastos pagados, partieron el Chino y Carlos Alfonso a USA por cuatro días. A estas alturas, los acontecimientos se sucedían a tal velocidad, que le pidieron a los norteamericanos un tiempo para pensar el ofrecimiento, que incluía instalarse en ese país.

Aprovecharon el viaje para comprar en Manny's un equipo de voces y una caja "Ludwig Supersensitive" para el baterista y volvieron para embarcarse inmediatamente a Lima en agosto, donde tenían contratos para actuar por 15 días en el Sky Room del Hotel Crillón y en el Canal 5 de TV.

El contrato con ese canal era de exclusividad, y cual no sería la sorpresa de ellos cuando el Canal 4 de la competencia empezó a transmitir los dos shows que habían grabado para Protab. Esto provocó la molestia del Canal 5 y les anularon las presentaciones programadas. A los peruanos les quedo claro que no era responsabilidad del grupo, pero perdieron el contrato.

Después de la gira a Perú, el baterista Fernando Bermúdez tuvo que partir a Buenos Aires. Conversando con Bermúdez, se determinó aprovechar la ocasión para terminar su participación con ellos. En realidad Fernando era un poquito llevado de su idea y tocaba bien sólo cuando estaba de buen ánimo, lo que al resto le parecía muy poco profesional. Es como el matrimonio con extranjeros, muy pocos resultan.


SEGUNDO LONG PLAY "NUESTRO SHOW"

Sale a la venta en Chile el medley "Nuestro Show" en Junio de 1968. Este disco corresponde exáctamente a lo que tocaban en las presentaciones en vivo. Esta grabación la hicieron con un baterista de estudio, en guitarra Otarola de la orquesta estable de Canal 13, y "Rareza", un tumbador y bongosero, muy apreciado en esos tiempos.

El Long Play "Nuestro Show" es un "medley" (sucesión de canciones interpretadas en forma continua, con correspondencias tonales entre ellas, unidas por puentes musicales y que conforman un arco emotivo atrayente de principio a fin). Esta técnica fue heredada de "Los Satélites", quienes la conocían muy bien desde el momento que era un grupo de baile que debía mantener el entusiasmo constante del público. Las armonizaciones de las canciones folclóricas fueron producto de la experiencia anterior de Urquidi.

Esta forma musical descrita se basa en una rutina muy rigurosa que se repite siempre igual, pero dando la sensación que las canciones van brotando mágicamente en el momento. La seguridad que le daba al grupo saber exactamente lo que debía hacer, se trasmitía al oyente que se dejaba llevar jubilosamente en este viaje de emociones.

El show incluye no solo canciones del grupo, sino temas de distintos estilos tan variados como el tropical, bossa, españolas, chacareras, "big band" vocales, etc.

En la contratapa de este Long Play, aparecen extractos de lo que escribieron los periodistas sobre el grupo.

" Constituyen un espectáculo integral, sobrio, moderno, de positiva riqueza musical y vocal. Conjugan bien las cualidades individuales de sus integrantes con el afinamiento del grupo. Convencen con una fluidez general, que es producto de un proceso de elaboración, de ensayo y búsqueda, superado pero en ningún caso definitivo. Son inquietos, profesionales y perfeccionistas. (Yolanda Montecinos, Crítico Diario "La Segunda" y Radio Universidad Técnica.)

" ¿Los Bric a Brac?...Decir que es un conjunto de primer orden, seria una frase común. Y destacar los méritos de éste o aquel integrante (aunque esto signifique poner en juego la indiscutible capacidad del "Chino" Urquidi), seria injusto. Prefiero definirlos como un resultado total, completo, autentico. Y, en este sentido, la labor del grupo significa un evidente paso adelante en el desarrollo de la música popular de nuestros días. Y esto es lo importante, porque lleva implícita una íntima relación con la época en que vivimos. (Omar Ramírez, Director Revista "Ecran".)

" Han elevado la categoría de la música popular, con un estilo que se adapta a los ritmos y a los más variados géneros melódicos. Ya no son los intérpretes esclavos de las canciones de moda; en este caso, Los Bric a Brac cantan lo que se les ocurre y lo imponen con su buen gusto para elegir repertorio y su estupenda interpretación. (Lidia Baltra, "Teleguía y Vea".)

" Asistí a los iniciales balbuceos de "Los Bric a Brac". A sus primeros ensayos. Desde un comienzo me impresionaron por su calidad, por su limpieza de voces, por su sonido diferente. Había algo nuevo y personal en ellos. Como pocos conjuntos han logrado aunar la parte instrumental con la vocal, transportándolos a una unidad armónica. "Los Bric a Brac" son un orgullo para Chile. (Osvaldo Muñoz Romero, Jefe Sección Teatro Diario "El Mercurio".)

" Que el público chileno hiciera sus favoritos a "Los Bric a Brac" revela que existe suficiente madurez artística como para pensar en dejar definitivamente de lado la cancioncita insulsa y llena de errores de ritmo y sintaxis, con que a menudo se atormenta al auditor. Y dar paso a creaciones populares de tanta calidad como las que entrega este conjunto. (Daniel Galleguillos, Departamento Prensa Radio Minería.)

" La idea de "Los Bric a Brac" rondaba en la cabeza de Urquidi desde mucho tiempo antes. El era uno de los integrantes de Los Cuatro Cuartos y cuando ese elenco desapareció en medio de su propio éxito, decidió buscar en el ritmo moderno nuevos cauces para sus ricas condiciones artísticas. Los Bric a Brac celebraron recién su primer aniversario, en plena carrera ascendente. (Raquel Cordero, Jefe Sección Teatro Diario "El Mercurio".)

" Por primera vez en la historia, un conjunto de verdaderos astros y estrellas de la canción como solistas, crean un conjunto que muestra la plenitud de sus valores en ricas armonías y solos de una calidad extraordinaria. Creemos estar frente al gran conjunto vocal de América y uno de los mejores del mundo. (Carlos Vera, Diario "La Nación".)

" Los Bric a Brac constituyen un fenómeno musical en Chile. Y ello porque unen una calidad individual extraordinaria, una armonía de conjunto, vocal e instrumental creando una nueva escuela. Si hubiera que definirlos diríamos que son un conjunto que ha nacido parado. (Harold Mesías, Diario "La Unión" de Valparaíso.)

" A mi juicio, el triunfo de Los Bric a Brac" es el premio al estudio, la dedicación y la seriedad con que han tomado su profesión, que bien vale ser tomado en cuenta por quienes desean emularlos. (Aldo Soto, Diario "La Tercera".)

" Los Bric a Brac representan para el arte musical chileno un gran aporte a la buena música y sobre todo a las excelentes interpretaciones de sus componentes. Poseen, además calidad personal, coordinación en sus voces y una real personalidad artística que pocos conjuntos muestran y han mostrado en los últimos años. Seria un poco pedante, manifestar que Los Bric a Brac es un número fuera de seria. (Guillermo Zurita, Diario "Clarín" y Radio "Del Pacífico".)


LOS "NUEVOS BRIC A BRAC"

De esta manera, estuvieron sin baterista durante dos meses que los aprovecharon para componer nuevos temas. Estas canciones fueron editadas como 45 Single y nunca aparecieron en un Long Play:

"Pasan sin Mirar" (A. Zabaleta, C.A. Lastarria, C.A. Lastarria). En relación a este tema, Carlos Alfonso recuerda: "Antonio nos mostró un boceto del coro del tema, que lo cantaba en una jerigonza de inglés. Le compuse la letra al coro, y la melodía y la letra del puente. Esta canción, que habla sobre la gran ciudad indiferente y el smog fue premonitoria, porque en aquellos tiempos ni conocíamos éste problema, ya que la cordillera se mostraba esplendorosa durante todo el año en Santiago. Curiosamente, me inspiré en Nueva York, que nunca ha tenido problemas de polución".

"Llora" (C.A. Lastarria y A. Zabaleta). En relación a este tema, continua Lastarria, "esta canción fue uno de los motivos que influyeron en mi separación del grupo, por cuanto me dije, si esta canción no pega, quiere decir que vamos por el camino equivocado. Y efectivamente el tema no tuvo el éxito que yo esperaba". Es cierto que esta canción se grabó en un tono un poco alto, pero esto le gustaba al grupo porque le agregaba dramatismo. Sin embargo, para Antonio siempre fue un problema llegar a los agudos, porque una cosa es grabarla una vez en el estudio y otra repetirla en las presentaciones.

"Lenta Cae la Nieve" (Urquidi, C.A. Lastarria). Urquidi se inspiró para esta letra en una imagen de la Segunda Guerra Mundial en la cual aparece un soldado muerto en una trinchera y cubierto por la nieve. Recuerda Leslie, "durante la grabación y justo en mi primer solo de guitarra, se me cortó una cuerda. Como me estaba saliendo bien, me hicieron señas que siguiera adelante, y efectivamente, poniendo atención al 5º compás del solo en la grabación, se oye el seco chasquido del corte de cuerda". Esta canción fue censurada, y prohibida su difusión durante el régimen militar.

"Y te Sigo Queriendo" (Leslie Murray). Esta romántica canción aún sigue difundiéndose, e incluso existe un versión en ritmo de... cumbia. Recuerda Leslie que para componer esta canción no se inspiró en nadie en particular, pero que tiempo después le pasó varias veces lo que describe en la letra.

"Por una Mujer" (C.A. Lastarria). Este tema también mantiene hasta hoy las preferencias del público, y junto con "Acariciar tu Pelo", son los únicas canciones en que Lastarria canta primera voz.

"La Ciudad" (Urquidi). Esta canción continúa de cierta manera la temática de "Pasan sin Mirar". Este es uno de los pocos temas donde el Chino canta primera voz, además de algunas intervenciones solistas en las canciones folklóricas de "Nuestro Show".


En Noviembre de ese año (1968), llegó de USA Orlando Avendaño, el "chico", que traía su impresionante batería "Rogers" negra, convidado a unírseles por el Chino. Ellos se conocían de los tiempos del Club de Jazz de Santiago, donde Orlando empezó a tocar batería a los 13 años. Curiosamente, Orlando había sido compañero de colegio de Horacio Pérez, y fue una influencia para que Horacio empezara a tocar batería. Como Avendaño venía de una vertiente jazzistica, se tuvo que esforzar por lograr un sonido más rudo, más rockero. Grabó los nuevos temas recién citados, donde destaca su aporte de una sonoridad timbrística más rica y elaborada del instrumento y su estilo "atrasado" (layback), característico de algunos buenos bateristas de jazz.

Al poco tiempo se les unió Leslie Murray en guitarra eléctrica. Era mucho menor que ellos, tenia 18 años al integrarse, y contribuyó con una guitarra rockera que hacia falta para los nuevos temas. Además cantaba, lo que les permitió volver a las armonías vocales de cinco voces que probaron al principio con Miguel Zabaleta. Debido a su juventud, el Chino tuvo que convencer a los padres de Leslie para que lo dejaran actuar con el grupo.

De esta forma, y tras extensos ensayos en casa de Paz y el Chino, se había constituido lo que llamaban los "Nuevos Bric a Brac", volviendo al estudio a grabar el material recién compuesto.


Antonio, el Chino, Carlos Alfonso, Paz, Leslie y Orlando en casa del Chino y Paz

 

ALGUNOS HECHOS SORPRENDENTES

A propósito de estas sesiones de estudio, a pesar de que los "master" eran estéreo, los discos se imprimían monofónicos. Solamente se editó una pequeña partida de vinilos estéreo del disco "Nuestro Show". Hablando con Luís Torrejón, el Ingeniero de Grabación de la RCA Víctor, éste confirmó que las cintas master estéreo se enviaban a la planta de Vicuña Mackenna, pero que la cortadora que tenían era monofónica… ¡Plop! Había una cortadora Studer estéreo nueva en Splendid, cuenta Torrejón, pero nadie la sabia manejar... ¡Plop!

Estos "plop" también son aplicables a otro hecho decepcionante. No se encuentra ni un sólo video de las numerosas actuaciones en la televisión chilena de "Los Bric a Brac", a pesar que grabaron en los cuatro canales que ya existían en ese tiempo. (Si alguien sabe de algún video de éstos, en Chile o en el extranjero, por favor comuníquese con Lastarria en el email que aparece en esta página). La única explicación posible para esto, se refiere a aquello de "país pobre". Las cintas de video de dos pulgadas eran caras, y por supuesto las volvían a regrabar... ¡Plop!

Con respecto a los "Master" de audio en estudio, se conservan las cintas de las producciones RCA Victor del primer Long-Play "Los Bric a Brac" y de "Nuestro Show", ésta última en estéreo. El sello ARCI/Warner nos ha adelantado que están estudiando editar estos dos álbumes, remasterizados con programas computacionales que recuperarán el sonido original.


Chino, Carlos Alfonso, Antonio y Leslie en Sábados Gigantes


HACIA EL FINAL

La primera actuación de los "Nuevos Bric a Brac" fue en enero de 1969 en el III Festival del Sur de Concepción. En febrero estuvieron por segundo año consecutivo en el Festival de Viña. Todos recuerdan lo impresionante que era el rugido de aceptación de la Quinta cuando entraban al escenario... y entonces sucedió algo que a Carlos Alfonso Lastarria le hizo pensar seriamente en apartarse del grupo.

Cuenta Lastarria,"estábamos reunidos en el camarín bajo el escenario después de una de las actuaciones nocturnas. Nuestro nuevo estilo había tomado por sorpresa al público, acostumbrado a un sonido, digamos, más dulce, lo que lo hizo reaccionar de una manera menos entusiasta con el nuevo repertorio. Estábamos un poco desconcertados con ésta situación e, inesperadamente, todos mis compañeros empezaron a culparme de esta respuesta tibia del público, acusándome de ser el promotor del cambio de estilo".

A Lastarria le pareció injusta la acusación, porque habían completado cinco meses componiendo, ensayando y grabando estos nuevos temas y, naturalmente, todos se encontraban de acuerdo en lo que estaban creando. Hay que señalar que dentro de este nuevo repertorio estaba "Pasan sin Mirar", canción que gustó tanto en el transcurso del tiempo que nunca se ha dejado de tocar en la radio, ubicándose como la segunda favorita del público. Esta experiencia vivida en el festival, confirma la regla que no hay nada más arriesgado que incluir temas nuevos en espectáculos masivos.

Antonio. Orlando Avendaño, Chino, Paz, Leslie y Carlos Alfonso, en portada revista "Ritmo"

Luego, el grupo viajó a Puerto Rico contratados por Panamericana TV, para actuar en un programa del chileno Enrique Maluenda, el que ya estaba haciendouna especie de Festival de la Una. Ese mismo año 1969 grabaron las cortinas para el recientemente inaugurado Canal 7, cuyo hermoso llamado era con voces "a capella" (pa-pa-ra-pa-papapapaaaa).

Volviendo de esta gira, Lastarria se retiró del grupo. Lo que determinó su decisión final de alejarse, fue la insistencia de Urquidi en apoyar la campaña política de Jorge Alessandri, quien postulaba para presidente en las elecciones de setiembre de 1970. No se trataba que Lastarria estuviera en contra de Alessandri, sino que creía que la emoción que trasmite la música, se recibe por canales sensibles del espíritu que vibran muy por sobre la contingencia política,y muy mucho por sobre las eventuales ilusiones e intereses políticos.

Lastarria fue reemplazado por el tecladista Julio Urbina. Con este nuevo integrante, grabaron para el sello propio "Bric Records" los temas "El sol me quema las manos" (A. Zabaleta) y "Por tu camino" (A. Zabaleta, Urquidi).

Según opinión de Antonio Zabaleta y Leslie Murray, "a partir de entonces, se inició una lamentable decadencia, causada por la politización y falta de mística del grupo". En cierta ocasión, en una marcha de Alessandri, apoyaban al candidato tocando y cantando sobre un camión plano por las calles de Valparaíso. De pronto, se abre paso un hombre con un pescado enorme en la mano, una sierra específicamente, que haciéndola girar por sobre su cabeza agarrada de la cola, atacó al grupo gritando improperios y repartiendo "sierrazos" donde caían. Por supuesto que después de este arrebatado ataque con tan poco noble armamento, la decisión de varios de los Bric a Brac fue terminar con el grupo.

La última actuación de "Los Bric a Brac" fue en el IV Festival del Sur, Concepción, en enero de 1970. Algunos recuerdan la presentación durante el programa Miss Chile de 1982 en Canal 13 (Gonzalo Beltrán-César Antonio Santis) como la última actuación. Pero este era un "remake" comercial del conjunto, no un grupo musicalmente activo. Incluso actuaron con Francisco Aranda en teclados y Domingo Vial en batería, inexplicablemente dejando fuera a Lastarria y Pérez.

Leslie, Miguel, Horacio, Paz, Carlos Alfonso y Antonio, en Noche de Gigantes el 2003


EL "CHINO" URQUIDI


Antes de finalizar este recuento, unas palabras para el desaparecido director de Los Bric a Brac, Luís Enrique Urquidi Holberton. Su inteligencia muy por encima de la media, su determinación para llevar adelante sus múltiples proyectos musicales, incluso el último en que participó denominado "El Semillero de Artistas" de Canal 7, de donde nacieron varios intérpretes que aun trabajan en el medio.

Su compromiso con la canción folclórica nacional, cuyo reconocimiento quedó establecido por Violeta Parra, quien le entregó una cinta con temas inéditos de su autoría para que los produjese él. Su participación en las primeras canciones de Patricio Mans, el cual se acercó a Urquidi con bocetos de temas, entre ellas "Arriba en la Cordillera", y que el Chino, reconociendo su calidad, le aportó su talento en el arreglo musical y las grabó junto con Mans.

Asimismo, su profundo conocimiento del jazz y la acertada aplicación de sus acordes y armonías, que se reconocen en todos sus grupos. Demostró que la perfección armónica en la composición y arreglo de una melodía, asegura su éxito y favorece su permanencia en el tiempo, simplemente por ser grata al oído.

Y finalmente, el dolor y desconcierto que provocó su trágica muerte en la avenida Valparaíso de Viña del Mar, suceso del cual nunca han quedado claras sus causas. Esperamos que algún día alguien escriba la historia de este hombre que tanto entregó por la música de nuestro país.

Asimismo, queremos aprovechar de agradecer a los propietarios del sitio de Internet "Los Bric a Brac", que mantiene una pareja de admiradores anónimos hace años, y que de cierta manera estimuló la realización de éste trabajo, que esperamos haya aportado ciertas precisiones que completan la historia del conjunto.

 


::::::::: LINKS :::::::::

www.hermanoszabaleta.cl

http://alastarria.googlepages.com/home

pepelastarria.blogspot.com

fscl0.tripod.com/losbricabrac/bric.htm
pagina de los bric a brac no oficial

 

 

 

 
Inicio | Historia

 


Los Bric a Brac

Contacto: Carlos Alfonso Lastarria
e-mail: cala@terra.cl , bricabrac@scd.cl